Sorpresas y regalos para parejas

Para que una relación siga con la misma ilusión, ganas y pasión del primer día es necesario sorprender, para así, hacer sentir a tu pareja única y especial a tu lado.

Sorpresas para parejas

Existen muchas formas de sorprender y hacer feliz a la persona de al lado, una de las maneras es mediante materiales que les puedan hacer ilusión, no obstante la forma más bonita es la de manualidades o fiestas sorpresa. En primer lugar, se puede hacer un álbum de fotos, donde aparezcan momentos desde el principio de la relación hasta la actualidad. También pueden aparecer fotos desde pequeños.

Por otro lado, una carta es una buena opción, en la que le expliques sentimientos o recuerdes momentos especiales. Se la puede encontrar en un sobre, donde también hayan los típicos vales (vale por un beso, vale por un abrazo…).

Otra idea consiste en hacer piezas de puzle que al juntarlas, formen una foto y un escrito en la parte posterior. Estas piezas se pueden esconder por la casa o el jardín. Estas piezas se pueden acomregalos para parejaspañar de una nota que dirija al chico o la chica al dormitorio, donde pueden haber velas y pétalos de rosa que acaben en la cama con un pequeño detalle ( un peluche o ramo de rosas) y una carta. Además, se puede sorprender con una fiesta sorpresas en la que invites a todos los amigos, sobretodo a los amigos que no suele ver o que vienen de lejos. Esta fiesta se puede decorar con globos, con disfraces, tartas, o cualquier temática que se corresponda con el sorprendido.

Regalos para parejas

El regalo que se puede hacer a la pareja, va a variar de los gustos, los hobbies, el sexo y el dinero de que se dispone. El mejor truco para elegir un regalo es, ante todo, conocer a la persona y después, decantarse por algo que le haga mucha ilusión y puedas sorprenderle con el regalo, pero que él o ella nunca se compraría ya que es algo que le gusta mucho pero que no necesita, como por ejemplo, un móvil, una pieza de ropa o un ramo de rosas, pero nunca un electrodoméstico para la casa o una herramienta para trabajar.

Es aconsejable escuchar lo que le gusta en momentos que salís a comprar o dais una vuelta por las tiendas. Además de acompañar el regalo con una pequeña nota en la que le expreses como de especial es para ti el realizar este regalo sorpresa para tu pareja.

Parejas de hecho

Una pareja de hecho se forma por dos personas del mismo o distinto sexo que conviven de una manera estable y no están unidas por matrimonio. Hacerse pareja de hecho, es una alternativa al matrimonio tanto religioso como civil, en muchas ocasiones en España.

Requisitos para ser pareja de hecho

parejas de hecho

Los requisitos indispensables son característicos de cada comunidad autónoma, las cuales especifican unas normas tanto para personas heterosexuales como homosexuales. En cada una de estas comunidades, el tiempo que deben estar viviendo juntos estas parejas para poder inscribirse en el Registro de Parejas de Hecho en su comunidad es diferente, en unas son 12 meses como en Valencia, Madrid o Navarra y en otras 24 meses como es el caso de Cataluña y Aragón. A pesar de esto, existen unos requisitos que siempre están presentes en todas las comunidades, como son: ser mayor de edad, no ser familia directa, ningún miembro de la pareja puede tener una relación matrimonial ni puede estar judicialmente incapacitado.

¿Cómo hacerse pareja de hecho?

Para establecerse como pareja de hecho, es necesario aportar una serie de documentos como la fotocopia del DNI acompañada de la acreditación del estado civil y empadronamiento de cada miembro. Además, será indispensable recoger y rellenar una serie de formularios y entregarlos en los puntos de tramitación de Registros de Parejas de Hecho.

Parejas de hecho: derechos y deberes

En parejas homosexuales y heterosexuales existe el derecho de viudedad, además de 15 días de permiso en el trabajo, así como en el caso del matrimonio.

En el caso de tener un hijo, los dos miembros de la pareja, deben acudir a inscribir al niño en el registro civil. En cuanto a la ley de Arrendamientos urbanos, si existe fallecimiento del titular que realiza el contrato, la vivienda pasa al otro miembro de la pareja, siempre y cuando lleven al menos dos años de convivencia.

Y siguiendo en el tema de los derechos, aparece el derecho económico a obtener una pensión si se produce un accidente de tráfico.

Como deber, se establece el de prestar ayuda alimentaria o económica al otro miembro de la relación.

Ventajas y desventajas de ser pareja de hecho

En primer lugar establecemos una serie de desventajas como son el no disponer de una herencia ni indemnización por fallecimiento.

Por lo contrario, como ventajas, encontramos menos papeleos, y evitamos el tema del divorcio, así como involucrarse en temas religiosos como es el caso de la boda por iglesia. En el momento de querer separarse, no es necesaria la ayuda de un juez siendo un trámite más barato en cuanto al dinero y el tiempo. De todas formas, se recomienda acudir a un especialista en terapia de pareja, más información aquí.

Diferencias entre la pareja de hecho y el matrimonio

Es necesario saber que tanto durante el matrimonio como la pareja de hecho, presentan los mismos derechos y obligaciones respecto al tema de ser padres, no obstante, sí que se encuentran algunas diferencias desde un punto de vista, por ejemplo en el tema de la declaración de la renta, en que a diferencia del matrimonio, las parejas de hecho deben hacerla de forma individual. Por otro lado, el impuesto de sucesiones también es mucho más elevado el que paga una pareja de hecho, exceptuando Cataluña.

El tema de la adopción por su lado, varía en función de las comunidades autónomos. En el caso de Extremadura, Asturias o Andalucía es posible la acogida de niños pero solo de forma temporal. Por lo contrario, en Cataluña, Aragón, Madrid Canarias, Baleares o Valencia, la ley no permite ni la acogida ni la adopción.

Se puede demostrar mediante capitulaciones prematrimoniales, el empadronamiento junto al volante de convivencia, si existen hijos comunes y un libro de familia, testigos o la inscripción en el Registro de Parejas de Hecho.